Agosto 28, 2017

El director es el productor ejecutivo de Mini Beats Power Rockets, una serie de dibujos animados de Discovery Kids

El director planea un nuevo film mientras trabaja en la adaptacón de Metegol en formato serie para la TV Emiliano Lasalvia

El director planea un nuevo film mientras trabaja en la adaptacón de Metegol en formato serie para la TV Emiliano Lasalvia

Actualmente, Juan José Campanella está trabajando el guión de una futura película con Eduardo Sacheri. Pero además anda desarrollando las ideas de una serie de televisión para alguna plataforma de streaming. Esto último sólo en su cabeza, según él, porque “todo está demasiado verde aún”. Pero en otro campo, el del terreno de las ideas ya realizadas, desde hoy, en Discovery Kids se podrán ver a diario, a las 17.30, los episodios de cinco minutos cada uno de Mini Beats Power Rockets, una serie de cortos infantiles animados de los que él es productor ejecutivo.

“Es para despuntar el vicio de este género que me fascina desde que era chiquito. Cuando veía aquellos cortos con historias sencillas y contundentes que hacían Tex Avery o Chuck Jones, me quedaba pegado al televisor, y hoy me sigue pasando lo mismo”, confiesa, al referirse a los dibujantes que dieron a la pantalla los cortos de Bugs Bunny, el Pato Lucas o los del Coyote y el Correcaminos, entre otros. Las nuevas animaciones que dará Discovery Kids muestran lo que les pasa a cuatro bebes, Fuz, Carlos, Wet y Myo, que tienen una banda de música y que a diario quedan en una guardería al cuidado de Dolores, una niñera más interesada en contestar los mensajes que llegan a sus redes sociales que en estar pendiente de los chicos.

“Lo que me atrae de la animación es la posibilidad que te da de hacer creíbles cosas que nunca lo serían en una película con personas de carne y hueso. Se pueden torcer las leyes de la física y de la lógica sin problemas”, opina el director de Metegol, la película con la que se internó en el territorio de los dibujos animados y que fue el proyecto que dejó en los Estudios MundoLoco CGI donde se hizo, un capital de experiencia, de talentos locales y de equipamientos como para encarar proyectos de animación de calidad desde la Argentina. “La serie que hicimos para Discovery es la posibilidad de una gran apertura para la industria de la animación en nuestro país. La apuesta de Metegol estaba sostenida en gran parte por mis antecedentes como director. En este caso no. En el mundo se enteran de que están realizados acá después de verlos, cuando les llama la atención lo bien hechos que están y preguntan de dónde salieron”, dice Campanella. “Si esto funciona, será como si reventara un dique. Puede producir una multiplicación muy grande de la producción local para exportar”, agrega.

Para la realización de Mini Beats Power Rockets trabajaron durante dos años más de doscientas personas, con base en nuestro país, pero con estudios filiales en otros lugares de América latina, América del Norte y Asia. “La idea cuando hicimos la película era montar un estudio que fuera capaz de seguir produciendo animación de calidad. Trabajamos no sólo con la generación de ideas como la de estos cortos, sino para desarrollar la capacidad de realizarlas. Hay mucha gente muy talentosa que trabajó en Metegol y luego fue a trabajar para los grandes productores de animación del mundo. Esos profesionales tienen mucho interés en hacer trabajos de calidad en el país y con estos proyectos pueden cumplir ese deseo”, explica Gastón Gorali, cocreador y guionista de aquella película y también de este nuevo programa infantil.

Música y algo más

Los dibujitos de los bebes tienen una conexión con el mundo de la música que se produce por las intervenciones de Jay, un joven surfer y guitarrista amigo de Dolores. Su presencia opera como disparador para hablar en el programa de los diferentes géneros y ritmos musicales populares de distintas épocas. Los chicos representan cada uno de ellos como una tendencia musical diferente: Fuz tiene el aspecto de alguien cercano a la cultura beat de los 60; Carlos, con sus rastas, a la movida latina; Wat, la nena guitarrista de la banda, se muestra cercana al rock norteamericano, y Myo, el bebe con aspecto asiático y cibernético que toca los teclados, a la música del futuro. Los chicos, en los 52 capítulos que integran la serie, interpretan 26 canciones originales y con las intervenciones de Jay acceden a nociones sobre historia de la música, a conocer distintos instrumentos y a entender los conceptos básicos de ritmo, escalas y armonías. Pero la función educativa de la propuesta no se agota sólo allí, sino que también las situaciones que se dan en la guardería sirven para hablar de amistad, compañerismo, solidaridad o respeto a las diferencias y Dolores tiene que poner en práctica una serie de saberes para solucionar asuntos comunes de la cotidianidad de niños de esa edad. Otra cuestión que se despliega en esta propuesta es no mostrar los estereotipos de las funciones que se asignan tradicionalmente a los géneros. El ejemplo más concreto es el de Wat, una nena que no se comporta para nada como una princesita.

“Como padre veo que a los chicos de ahora les sigue gustando la animación que veía yo en mi época. Lo que pasó es que se agregó un abanico de cosas que les gustan. Hay dibujos más delirantes que por ahí en nuestra época hubieran sido incomprensibles y que a ellos les encantan. Incorporaron el gusto por dibujitos sin historia, que son energía pura y que requieren una capacidad de procesamientos de datos muy rápida”, opina Campanella. Más tarde cuenta que los otros proyectos de animación en los que están trabajando en MundoLoco CGI, junto con Gorali, son dos: el traslado de Floricienta al formato de animación en sociedad con Cris Morena y la serie para televisión de Metegol. Respecto de este último proyecto, el director confiesa: “Por ahora yo estoy involucrado, pero muy poquito. Es muy grande el cambio que hay que hacer para pasar del formato película al de serie de televisión. Pefiero que en la etapa de desarrollo trabajen mentes frescas e involucrarme cuando las cosas estén más definidas. Es lo mismo que hago cuando adapto novelas de algún autor. Le pido que me deje desarrollar el trabajo solo al principio y que se incorpore con las cosas más adelantadas”.

 

 

Por: Ricardo Marín

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2057109-juan-jose-campanella-renueva-su-apuesta-por-la-animacion-infantil